¿Qué son las agujetas?..

Se le denominan agujetas a los desgarros y roturas que se producen en las fibras musculares durante el entrenamiento físico o una actividad que conlleve un sobre-esfuerzo que extralimite la capacidad natural de desgaste del organismo.

anatomia11

Estas lesiones se caracterizan fundamentalmente por manifestar un fuerte dolor que puede ser más o menos intenso dependiendo del grado de afectación del músculo involucrado dificultando su movilidad.

Anteriormente se pensaba que las agujetas estaban originadas por la acumulación de ácido láctico durante los entrenamientos y que determinadas soluciones alcalinas como el agua con azúcar y bicarbonato de sodio podía restaurar el equilibrio electrolítico más rápidamente acortando el tiempo de recuperación.

Esta teoría ha quedado desmentida en diversos estudios clínicos que han demostrado como las roturas musculares son la única causa que interviene en su aparición y la única manera de combatirlas es evitar que se produzcan, porque una vez que han aparecido se requiere respetar un tiempo de reposo desde 24H a varios días dependiendo de cada caso.

Las soluciones alcalinas y bebidas energéticas durante y tras los entrenamientos han resultado eficaces para restablecer los minerales eliminados durante la sudoración, pero la hidratación no influye en las roturas musculares que producen las agujetas por lo tanto no son útiles en este sentido.

El músculo como cualquier otra parte del cuerpo tiene asignada una capacidad máxima de resistencia y cuando se sobrepasa, el tejido cede a las repeticiones produciéndose pequeños desgarros y microroturas que se deben regenerar y el dolor deja de aparecer cuando lo hacen.

La única manera de evitar las agujetas es no sobrepasar los límites establecidos por el cuerpo hasta llegar a la extenuación y este proceso puede controlarse mediante la resistencia y dolor en las repeticiones, pues cuando se continúa ejercitándose ignorando las señales de advertencia pueden esperarse reacciones secundarias con total seguridad.

Entrenar regularmente tampoco nos librará de que las agujetas aparezcan el día que se incremente la intensidad del entrenamiento o el número de repeticiones por encima del nivel acostumbrado.

Hay quienes afirman que las agujetas están relacionadas directamente con el crecimiento muscular que produce la hipertrofia de las roturas al restaurar el tejido dañado, pero tener agujetas no significa que se haya producido un rendimiento adecuado, pues en muchas ocasiones éstas se producen porque los ejercicios no se hacen bien y la lesión muscular no implica que por ello se vaya a ganar volumen, mientras que un entrenamiento bien hecho no tiene que implicar necesariamente la aparición de agujetas para rendir en el aumento del tono muscular.

Remedio: Mezclar una cucharada de aceite de oliva con 6 gotas de aceite esencial de lavanda y masajear suavemente los músculos afectados por las agujetas con este aceite.

Recomendación: Respetar los tiempos de reposo, existe otra errónea teoría que aconseja repetir el entrenamiento al día siguiente para atenuar las molestias de las agujetas o incluso propiciar que desaparezcan, pero si tenemos en cuenta todo lo expuesto anteriormente comprenderemos que esta afirmación es falsa y no está bien fundamentada, pues las roturas musculares no se curarán más rápido por entrenar al día siguiente con dolor, sino todo lo contrario interfiriendo negativamente en su recuperación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s