Haz tu propia pasta de dientes con ingredientes naturales

Las pastas de dientes comerciales tienen sustancias como: Triclosán, Cloruro de belzalconio y Clorohexidina. Algunos de los químicos pueden dar irritación de la piel y favorecer la resistencia de las bacterias.

Tenemos la opción de hacer nuestra propia pasta de dientes, ya que la receta es muy sencilla. Esta pasta dura mucho tiempo por lo que conviene guardarla en el refrigerador. Podemos reservar en un frasco de vidrio una cantidad a temperatrura ambiente  para su uso diario. Esta pasta es salada y no hace espuma, pero deja muy limpios los dientes y es anti-bacterial y anti-inflamatoria…

Los ingredientes utilizados tienen propiedades que la medicina tradicional ha utilizado de las plantas para el cuidado y tratamiento de las enfermedades. Para la salud bucodental existen varias plantas y componentes naturales que nos permiten confeccionar éste dentífrico casero:

Los ingredientes:

• Salvia y/o tomillo

• Aceite esencial de menta o yerbabuena

• Sal marina

• Bicarbonato de sodio

• Arcilla blanca. (Caolin)

• Gasa

Como se hace:

  • Poner a hervir 1/2 taza de agua. cuando hierva, retira del fuego y agrega unas hojas de salvia, tomillo y 1/2 cucharadita de sal marina, y deja reposar hasta que esté frío. Una vez frío, colar el líquido en un vaso usando la gasa limpia.
  • En un recipiente, pon media taza de caolín, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio. Mezclar
  • Agregar la infusión de salvia, tomillo y sal poco a poco, disolviendo hasta tener la consistencia deseada.
  • Por último, agregar unas 10 gotas de aceite escencial de menta o yerbabuena.

La salvia tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes. Sus indicaciones son diversas, como el tratamiento de espasmos, fiebre, estimulación de la secreción biliar, aerofagia, flatulencias digestivas y, ya de forma específica en la boca, inflamación de encías, úlceras y llagas bucales, así como faringitis.

El tomillo también tiene propiedades antisépticas. Se emplea para la halitosis, inflamaciones de la boca, aftas, cuidado de los dientes y encías, lavado de heridas en infecciones de la piel causadas por hongos, dermatosis, caída del cabello por infecciones y piojos.

La menta calma los dolores dentales. Tiene un efecto refrescante y contrarresta el mal aliento.

La arcilla blanca contiene oligoelementos que intervienen en la formación y conservación de los dientes. Impide la proliferación bacteriana y microbiana y refuerza las defensas del organismo. Resulta excelente como enjuague bucal.

La sal marina es usada como medicina natural ante inflamaciones bucales y de garganta. Incrementa la acción de la arcilla.

El bicarbonato de sodio pule los dientes, por lo que no hay que usar en exceso ya que  puede desgastar excesivamente el esmalte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s