Remedios naturales para contrarrestar las varices

Las varices o venas varicosas son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad, a menudo heredada, en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitualmente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo.  Las varices se pueden encontrar en otros sitios como el esófago (várices esofágicas), región anal (hemorroides o almorranas) o en testículos (varicocele)…

Varices

Algunas causas de las varices

– Los cambios hormonales durante el embarazo y la menopausia.
– El exceso de peso aumenta la presión en las venas.>
– Permanecer sentado o de pie restringe circuluation y pone presión sobre las venas.
– El estreñimiento crónico
– Genética
– Envejecimiento

Preparados caseros para contrarrestar  varices y ‘arañas’ en las piernas

Existen muchos remedios naturales para las varices que utilizan por lo general hierbas medicinales y vegetales, los cuales, combinados de la forma adecuada, pueden ayudarnos a eliminar las varices.

Cola de caballo 

-100 gramos de hierba cola de caballo

-1 litro de agua.

Hervir durante quince minutos, colar y dejar enfriar. Humedecer el caldo en un paño, y aplicar en la zona se noten las venas mayormente inflamadas. Dejar reposar el paño durante unos veinte minutos. Secar muy suave a modo de pequeños golpes, sin frotar. Repetir cada tres días.

Mascarilla casera de zanahoria y aloe vera contra las varices.

-Una zanahoria
-Pulpa de aloe vera o sábila
-Cantidad necesaria de vinagre de manzana

Batir la zanahoria y la pulpa del aloe vera , añadiendo un cantidad generosa de aceite de manzana para que se forme una pasta homogénea.

La pasta obtenida la aplicaremos en forma de masaje sobre las partes afectadas por las varices. Procurar mantener pies y piernas en reposo y elevadas durante unos veinte o treinta minutos. Retirar con agua fría.

Preparado de ajo y limón:

Lo que se realiza con estos dos alimentos es una especie de crema que nos servirá para untar sobre las varices. Deben darse pequeños masajes de forma circular y en dirección de estas venas.

– 6 dientes de ajo
– Todo el zumo que nos facilite un limón.
– 2 Cucharadas pequeñas de aceite de muy buena calidad y un tarro que tenga una boca ancha.

Los ajos debemos cortarlos en forma de láminas. Tras ello añadiremos al tarro todo el zumo de limón junto con las dos cucharadas pequeñas de aceite. Lo tapamos bien y lo dejamos macerar unas doce horas. Agitar antes de su aplicación sobre las varices en forma de masaje.

El castaño de indias

Es el tratamiento herbal más popular para las varices en Alemania. El castaño de Indias es un arbol originario de Asia, en la actualidad es una de las plantas medicinales más usadas para los transtornos venosos, en medicina se utiliza sólo la corteza, ya que a diferencia del fruto, carece de efectos secundarios, por lo que es uno de los mejores remedios para tonificar las venas y los capilares.

Posee propiedades desinflamatorias y vasocontrictoras gracias a la presencia de los flavonoides, ayudando a aumentar la resistencia de los capilares y vasos sanguíneos e incluso puede ayudarnos también a combatir la celulitis e incluso a las hemorroides gracias a sus propiedades astringentes.

Podemos encontrar el Castaño de Indias en tiendas naturales o herboristerías en forma de cápsulas, se trata de un extracto estandarizado de las propias semillas que se comercializa habitualmente en forma de pastillas, también en cremas, e incluso pomadas. La dosificación más adecuada son 400 mg diarios, que equivaldrían a dos cápsulas al día. Jamás se deben tomar sus hojas, flores o cortezas en forma cruda, ya que son venenosas.

Prevención de las varices:

• Evitar el uso de calzado con tacones altos o demasiado plano, o ropa muy ajustada.
• Realizar duchas calientes en las piernas (a 38ºC), seguidas de duchas frías, alternando unos minutos de calor con otros de frío.
• Realizar una dieta balanceada, pobre en calorías y rica en fibras.
• Evitar una permanencia prolongada de pie sin moverse o estar sentado durante mucho tiempo con las piernas cruzadas.
• Hacer breves caminatas.
• Realizar masajes, con las piernas en alto, desde el tobillo hasta la rodilla.
• Evitar los ambientes con altas temperaturas.
• Elevar las piernas al mediodía durante media hora, aproximadamente.
• Practicar ejercicio físico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s