Cómo realizar preparados caseros terapéuticos con Aloe Vera.

El Aloe Vera o Sábila es una planta con mucho potencial para uso terapéutico o medicinal. El aloe nos proporciona un gran aporte de nutrientes y estimula la regeneración de las células, lo que producirá que las células retrasen su envejecimiento, Actualmente se le atribuyen propiedades preventivas y de apoyo en la curación del cáncer y del sida, probablemente por su acción sobre el sistema inmunitario. Si se emplea el aloe en estos casos, se deberá utilizar directamente la planta fresca y no los preparados comerciales. Vamos a ver algunos de sus usos para cosmética y salud natural

El zumo de aloe vera

Para elaborar zumo de aloe vera, cortamos una hoja longitudinalmente y eliminamos la savia amarilla, sacamos la pulpa y la licuamos junto con alguna fruta, preferentemente que sean ricas en vitamina C como naranjas, mandarinas o pomelos y añadimos 1 litro de agua. Si quieremos aprovechar al máximo las propiedades del aloe, podemos utilizar también la parte exterior de la hoja, que es rica en vitaminas y minerales. Lo conservaremos en el frigorífico y lo podemos tomar antes de las comidas como protector ante ardores, problemas digestivos, úlceras…

El gel de aloe vera

El gel se aplica de forma externa y lo podemos utilizar en pieles secas, cuando hay manchas, acné, alopecia, heridas, quemaduras, irritaciones, eccemas, psoriasis, picaduras de insectos y ortigas, dermatitis, cortes, pies y piernas cansadas, artritis, reuma, esguinces, para después del afeitado, arrugas..

Empezamos sacando el gel de la planta. Esto se consigue primeramente cortando por la base una de las hojas que esté más externa y cercana al suelo, que deberá medir al menos séis cm de ancho y unos cuarenta de largo. A continuación quitamos corteza y espinas, quedándonos un gel transparente y mucoso. Este gel hay que lavarlo en un chorro de agua tibia, para extraer la aloína, ya que es irritante, tiene propiedades laxantes.

Si queremos dejar el aloe preparado para utilizarlo en otro momento, una forma de conservarlo es cortándolo, dejándolo secarse al sol y almacenándolo en un recipiente de cristal, en un lugar fresco y donde no reciba la luz del sol directa. Así podrá conservar todas sus propiedades. Es importante señalar que sus hojas una vez cortadas, sólo pueden ser guardadas en la nevera por una semana y el jugo exprimido sólo veinticuatro horas.

Polvo de Aloe Vera Casero

Se hace con los residuos solidos que sobran al preparar la pulpa, estos restos en lugar de tirarlos se dejan secar preferentemente al sol, aunque también pueden secarse  en el horno. Una vez secos se muelen para obtener un polvo de aloe vera casero, se puede usar para realizar ensaladas, como sazonador de alimentos o bien en infusiones mezcladas con otras hierbas.

Para preparar té de aloe vera casero:

  • 4 gr de polvo de Aloe Vera Casero (media cucharadita por taza de té)
  • Una porción de nuestra infusión preferida

Hervir y colar, añadiendo una cucharadita de miel o canela. Es muy eficaz para combatir los mareos, para crisis asmáticas y accesos de tos. Mezclada con otras hierbas podemos realizar tratamientos de desintoxicación.

Remedios populares

Desde la antigüedad se conocen los efectos curativos y de belleza que tiene el aloe vera. Los egipcios, griegos y los romanos empleaban esta planta para fines terapéuticos especialmente para sanar enfermedades de la piel. Durante la estancia de los árabes en la península Ibérica, éstos tenían grandes plantaciones de aloe vera en Andalucía y en el siglo XVI era una planta tan popular en Italia que a cada paso había un aloe vera plantada en algún jardín y en los tiestos.

*Remedio con aloe vera o sábila para la cicatrización de las heridas:  Usar las hojas de más de tres años de edad cortadas por la base, donde alberga una cantidad más importante de principios activos. Luego aplicar, en forma de cataplasma, en la zona afectada, previamente limpiada. Mantener cubierta con una tela y dejar por una hora o más.

*Remedio con aloe vera en casos de quemaduras solares: Aplicar el gel que se encuentra dentro de las pencas u hojas de aloe vera o sábila directamente sobre la quemadura solar. El aloe, de hecho, es notablemente astringente, por lo cual evitará que se reseque demasiado la piel.

*Remedio con aloe vera para prevenir las enfermedades gastrointestinales y del cáncer, Tomar una cucharada de jugo de aloe vera por la mañana a diario (puede ser adquirida en algunas botánicas).

*Remedio con aloe vera en casos de anorexia: Macerar durante 10 días 700 gr de orujo, 30 gr de sumidades floridas de ajenjo, 20 gr de genciana, 20 gr de corteza de naranja amarga y 3 gr de polvo de aloe.  Tomar hasta superar el trastorno.

*Remedio con aloe vera para la psoriasis: Aplicar la gel o pulpa que se encuentra dentro de las hojas de aloe vera en el área con psoriasis y, además, tomar tres cucharaditas al día.

*Remedio con aloe vera para la urticaria: Aplicar el gel o sustancia transparente que se encuentra dentro de las hojas del aloe vera de forma directa sobre el área afectada.

*Remedio con aloe vera para las manchas en la piel: Abrir por la mitad una hoja del aloe vera y, después, utilizar el lado romo de un cuchillo, raspar la parte interior para extraerle su gel (evitar la parte amarilla).  Frotar a diarioi este gel trasparente sobre las manchas.

*Remedio con aloe vera para las aftas bucales: Usar el jugo de aloe vera apartes iguales con agua y hacer enjuagues 3 ó 4 veces al día. Este remedio también se puede utilizar par aliviar el dolor de muelas y como preventivo de las caries y contra el desgaste del esmalte de los dientes.

*Remedio con aloe vera para las hemorroides: Aplicar la pulpa del aloe vera de forma directa sobre la zona afectada o extraer el gel del aloe y depositarla en una pajilla común. Congelar, sacar el plástico y poner el aloe congelado en el ano como si fuera un supositorio.

*Remedio con aloe vera para los pies cansados o doloridos: Untarlos con una hoja de aloe abierta por la mitad, y masajearlos durante cinco minutos.

*Remedio con aloe vera  para la inflamación de encías, llagas o heridas por extracciones dentales: Chupar un trozo de pulpa de aloe como si fuera un caramelo.

*Remedio con aloe vera para el acné: Empapar la punta de un bastón de algodón con el gel extraído de una hoja (penca) de la planta de aloe vera y aplicar sobre los granitos varias veces al día.

Precauciones

Aunque siempre se ha considerado una planta bastante segura, es necesario tener cierta prudencia.  Por ello, se debe evitar si se está embarazada o durante la lactancia. Los diabéticos y los enfermos renales también deben ser precavidos con su uso. Evitar su consumo interno durante muchos meses, porque reduce los niveles de potasio.. Salud!!

Anuncios

4 comentarios en “Cómo realizar preparados caseros terapéuticos con Aloe Vera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: