Una vacuna experimental demuestra ser eficaz contra el alzhéimer

El alzhéimer es la principal causa de demencia en personas mayores de 65 años y en los países desarrollados. Hoy, más de 44 millones de personas en todo el mundo padecen alzhéimer y la previsión en que en 2050 sean casi 135 millones, según se vio el año pasado en el primer congreso interdisciplinar Beta Amiloide y Alzhéimer..

alzheimer1

Según un reciente estudio de la Cleveland Clinic, el 99,6% de los ensayos clínicos contra el alzhéimer han fracasado. Pero la ciencia insiste y busca un remedio. En este punto es obligado mirar hacia Bergondo, en A Coruña. En esta localidad gallega tiene su sede el Centro de Investigación Biomédica EuroEspes.

Una vacuna desarrollada por científicos de esta empresa española ha demostrado ser eficaz contra el alzhéimer. La noticia es que un nuevo estudio elaborado sobre ratones ha venido a descartar los posibles efectos secundarios observados en análisis previos de esta prometedora vacuna, conocida con el nombre de ‘EB101’.

El trabajo, publicado en BioMed Research International, ha confirmado el potencial de la vacuna experimental de EuroEspes, al revelar que no genera los efectos secundarios que sí habían provocado otras vacunas previas. ‘EB101’ fue patentada en 2010 en Estados Unidos y sus primeros ensayos clínicos revelaron dos años más tardes un efecto terapéutico y preventivo.

Cuando se intentó comparar su seguridad con la de la vacuna ‘AN1792’ aprobada ya por la Agencia Americana del Medicamento se encontraron efectos secundarios a lo largo del análisis, que finalmente quedó suspendido. El nuevo estudio muestra que la gran ventaja de la ‘EB101’ es evitar las reacciones autoinmunes responsables de los casos de meningoencefalitis, así como las microhemorragias cerebrales encontradas en los casos tratados con la ‘AN1792’.

La vacuna de EuroEspes es de carácter preventivo y terapéutico. Completamente innovadora, se caracteriza por la introducción de un nuevo inmunógeno‐adyuvante diseñado para generar anticuerpos contra las placas neuríticas donde se acumula la proteína beta‐amiloide que daña el cerebro de los pacientes con alzhéimer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s