Cremas caseras a base capsaicina, la gran aliada contra el dolor

El dolor neuropático es uno de los síndromes dolorosos más complejos y de más difícil tratamiento. Se denomina así al síntoma resultante del daño neurológico en una parte del sistema de transmisión nerviosa del dolor. Se han utilizado diversos fármacos, pero ninguno ha resultado suficientemente efectivo y los efectos secundarios a menudo impiden su continuación. En el siguiente artículo proponemos la elaboración de cremas caseras a base de capsaicina. La capsaicina agota a un neurotransmisor llamado sustancia P, que es responsable de enviar señales de dolor al cerebro. Si bloqueamos la gran P dejaremos de recibir la señal de que algo está haciendo daño, por lo que terminaremos sin dolor..

A pesar de que algunos estudios demuestran una mayor efectividad de la capsaicina frente a placebo, son pocos los pacientes que refieren una respuesta importante cuando se utiliza como única terapia del dolor neuropático. Carece de efectos secundarios sistémicos importantes, no obstante en la primera semana de tratamiento puede aparecer prurito o sensación de quemazón en la zona de aplicación que tiende a desaparecer.

Crema para la artritis a base de capsaicina original

  • tres cucharadas de pimienta de cayena/ají/chile en polvo. El más usado es el chile de color rojo (de árbol de serrano).
  • 1 taza de aceite de semilla de uva (o cualquier otro aceite como el de almendras, oliva, jojoba o coco).
  • ½ taza de cera de abejas rallada.
  • 1 cazo para baño maría.
  • 1 frasco de vidrio con un tapa hermética.

Mezclar las tres cucharadas de pimienta de cayena en la taza de aceite elegida poniéndola en un baño maría durante cinco a diez minutos de fuego medio. Agregar la ½ taza de cera de abeja rallada hasta que se derrita totalmente y se obtenga una mezcla homogénea. Enfriar la mezcla en el refrigerador durante diez minutos y remover. Volver a enfriar durante unos diez minutos más, nuevamente removiendo antes de ponerla en el frasco para guardar en el refrigerador. Esta crema se mantiene para su uso durante unos diez días. Aplicar en las zonas de dolor dos o tres veces al día.

Crema con fuerte presencia de capsaicina

  • 1 taza de cera de abejas.
  • 4 cucharadas de polvo de chile Habanero.
  • 4 tazas de aceite de semilla de uva, u otro aceite como jojoba, oliva, almendra o coco.
  • Cazo para baño maría.
  • Un frasco de vidrio con una tapa hermética.

Mezclar las cuatro cucharadas de polvo de chile habanero con las 4 tazas del aceite elegido y  calentar a baño maría a fuego medio durante unos cinco minutos. Derretir la taza de cera de abejas en la mezcla y remover hasta que todo se mezcle bien, dejar enfriar durante 10 minutos en el refrigerador y volver a remover dejando nuevamente enfriar durante otros 10 minutos. Remover otra vez antes de llenar el recipiente hermético con tapa. Guardar en el refrigerador. Debe mantener su potencia durante una semana y media aproximadamente. Aplica según sea necesario para aliviar el dolor y si observa alguna irritación debe detener su uso inmediatamente.

Crema a base de capsaicina con componentes anti-inflamatorios

  • 3 tazas de aceite de semilla de uva o cualquier otro aceite como de jojoba, almendra, de oliva o de coco.
  • 3 cucharadas de pimienta de cayena/chile/ ají rojo.
  • ½ taza de cera de abejas.
  • 3 cucharadas de cúrcuma.
  • 2 cucharadas de jengibre molido.
  • un recipiente para baño maría.

Mezclar bien la pimienta de cayena, la cúrcuma y el jengibre en polvo. Agregar a las tres tazas de aceite y mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Calentar a fuego medio durante unos ocho minutos y añadir la ½ taza de cera de abeja. Remover bien y dejar reposar en nevera unos minutos para remover nuevamente antes de reservar en un frasco hermético. Aplicar con cuidado debido a que la cúrcuma mancha. Realizar unas friegas en la zona de dolor y dejar secar antes de enjuagar con agua tibia.

Advertencias sobre la capsaicina
No aplicar calor ni vendajes oclusivos, ni sobre piel lesionada o con heridas, ojos y mucosas. No utilizar de forma prolongada ni en áreas extensas. No recomendado en niños. No recomendado djurante el emvarazo y la lactancia. La precaución y la perseverancia hacen posible la eficacia de los remedios naturales.. Ante cualquier duda se recomienda consultar con un profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s