Nuestros pies hablan: algo no anda bien..

Cuando los primeros seres humanos caminaban descalzos, ya disfrutaban de los beneficios de la reflexología, una forma terapéutica de masajes de los pies. Tanto la cultura china como la egipcia alababan los efectos curativos que tiene la reflexología de los pies en todo el cuerpo. Pero fue sólo hasta comienzos del siglo veinte que esta técnica llego a Occidente…

GettyImages

GettyImages

Cabe destacar que nuestros pies son una de nuestras extremidades más forzadas, pues estas son las que soportan nuestro peso durante todas nuestras actividades diarias. En los pies se encuentra una representación exacta de todos los órganos que constituyen el cuerpo, teniendo un plexo capaz de estimular cada órgano o víscera, produciendo un bienestar y un buen funcionamiento de todos los organos. El cuerpo humano está conectado por numerosos canales nerviosos y energéticos. De ahí que sea posible la unión de una zona corporal con otra más alejada a través de la técnica de la Reflexología.

Desde los pies es posible acceder a todas las otras zonas del cuerpo a través de los denominados Plexos nerviosos: concentraciones de terminaciones nerviosas interconectadas en determinas zonas de los pies. Cuando son estimulados correctamente, envían y reciben informaciones de los órganos a los que están conectados. Así, restablecen el funcionamiento correcto del organismo y se recupera la salud total.

La Reflexología Podal sirve para curar, prevenir y suministrar placer y bienestar. El masaje reflejo o reflexológico se basa en la estimulación de una parte del cuerpo que produce una respuesta en otra parte distinta a la estimulada. La Reflexología Podal, está considerada como una rama de la Medicina Holística.

La Reflexología es una fuente de salud y es una de las herramientas más eficaces que existen para potenciar los mecanismos de autorregulación de nuestro organismo. Trabaja en todos los planos de nuestro ser: el físico, el mental, el emocional, el energético y el espiritual.

Nuestros pies y su relación con la salud

Una de las formas más fáciles de notar si presentamos algún problema de salud es fijándonos detenidamente que nos revela nuestros pies:

  • En el caso de la circulación sanguínea, podemos notar que los dedos de los pies poseen vellos, los cuales tienden a ser muchos o pocos dependiendo la genética de la persona, si notabas que antes tenías muchos y ahora se te caen o ya no tienes nada, significa que tienes problemas de una mala circulación, aunque hay que tener cuenta de no confundirse con el calzado que muchas veces maltrata el área si es demasiado apretado.
  • Si tienes calambres frecuentes que antes no tenías esto te estaría indicando que estas falta de algunos nutrientes y también puede ser indicios de poca hidratación y por supuesto mala circulación. Si eres deportista o practicas algún tipo de ejercicio diario y sufres de calambres, esto puede deberse a la falta de hidratación y de nutrición, por lo cual debes de comer más saludable, hidratar mejor tu piel, y tener pendiente que nuestro cuerpo siempre necesita ayuda externa. Por lo que puedes ingerir más calcio, magnesio y potasio, muy buenos para estos casos.
  • Si tienes alguna herida o llaga que no sana, significa que puedes estar empezando a padecer diabetes, y las personas con este tipo de condición tienen menos capacidad de regeneración celular, por lo que las heridas tienden a tardar más en sanar.
  • Si sientes que tus pies viven todo el tiempo fríos , esto puede ser señal de que la tiroides no está trabajando adecuadamente, y puedes ser propenso a sufrir de hipotiroidismo. También puede ser producto de mala circulación, por lo que se recomienda acudir a algún médico.
  • Si tus pies están frecuentemente hinchados esto puede deberse a una mala función de tus riñones, pues puedes tener una retención de líquidos y no saberlo. O también en ciertos casos por el consumo de algunos medicamentos que generan ese tipo de efectos secundarios.

reflexologia

 

Dedos que hablan

Cuando dos dedos están separados, significa que las energías no circulan entre ellos, si los tres dedos centrales están doblados a la altura del meñique y el pulgar indica una tendencia a la manipulación, si están subidos y no tocan el suelo, revelan a personas fantasiosas con predisposición a escaparse… y así hasta cuarenta características diferentes combinando formas y posturas, que reflejan el momento personal que está viviendo.

  • Un dedo liso expresa los sentimientos o las reflexiones de tipo intelectual de forma sencilla pero decidida. Un dedo con bultos, indica que estamos ante una gran cantidad de energía oculta.
  • Un dedo en forma de cuello de botella, como si estuviera apretado en la parte central, indica que la energía se estanca temporalmente y cuesta hacerla circular.
  • Los dedos anchos y grandes corresponden a personas locuaces, muy habladoras.
  • Un dedo en tensión presenta un color distinto a los demás debido al aumento de energía y actividad.
  • Un dedo desviado de su postura originaria que se ladea hacia el meñique señala una superación del pasado y ganas de afrontar el futuro y de superación.
  • Los dedos doblados en la línea del pulgar y el meñique indican cierta capacidad para la manipulación.
  • Un dedo con la punta cuadrada, refleja una persona brusca, poco flexible, autoritaria y poco diplomática, que sabe defenderse cuando la atacan. Afirma sus ideales con firmeza.
  • Si tiene marcas abultadas y horizontales en la uña, la energía relacionada con un dedo de ese tipo, provoca inseguridad emocional.
  • Un dedo levantado, corresponde a personas fantasiosas con tendencia a soñar despiertas, a evadirse de los problemas y de la realidad que no le satisface.
  • Si tiene forma de gancho, refleja una persona que ha sido dominada por una autoridad que no le ha permitido expresarse libremente.
  • La punta redonda del dedo indica una personalidad que sumisa y temerosa de emitir su opinión.
  • Un dedo en forma de espátula suministra una gran cantidad de energía, que se manifiesta con fuerza y de modo imprevisto.
  • Los juanetes indican que se está ocultando alguna emoción. Cuando quien los tiene hace algo que no considera correcto, este estará en el dedo relacionado con la expresión de ese sentimiento.
  • A los dedos del pie izquierdo, les afectan, la tristeza, la creatividad, el amor, el optimismo, la confianza y el sexo.
  • A los dedos del pie derecho, las siguientes, la alegría, el deseo, la agresividad, la decisión, el afecto, el miedo y la inseguridad.

Es vital que tengamos pendiente cada cambio que puedan generar nuestros pies y de forma inmediata acudir a un médico, pues nuestros pies siempre nos dan la clara señal de que algo no anda bien, y la salud se gana previniendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s