¿Es la ozonoterapia un tratamiento eficaz contra el cáncer?

La ozonoterapia es una de las tendencias en medicina alternativa que más ha crecido en los últimos años. Generalmente aplicada al tratamiento del dolor crónico, como hernias discales, artritis o fibromialgia, existen clínicas privadas que ofrecen la terapia del ozono como medida eficaz para luchar contra el cáncer, ya sea como complemento de tratamientos antitumorales, o como elemento analgésico para contrarrestar efectos secundarios de la quimioterapia o la radioterapia…

Si bien, desde organismos como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) aclaran que “no existe ninguna evidencia científica que avale que la ozonoterapia pueda ser un tratamiento útil para pacientes con cáncer”. Así lo expone el Comité Técnico de la asociación y así lo prescribe Cármen Sánchez, portavoz de la AECC:

“Rechazamos que sea una terapia alternativa. En caso de que se use como terapia complementaria, lo que sí pedimos es que las personas que lo hagan lo comenten siempre con su médico habitual”.

El ozono es un gas que se encuentra de forma natural en la atmósfera. Pero el ozono médico no es ozono puro, sino mezclado con oxígeno y en concentraciones y dosificaciones programables a través de un sofisticado mecanismo. La ozonoterapia consiste en la aplicación del gas ozono en el organismo, en concentraciones que no son nocivas, mediante inyecciones u otro tipo de aplicaciones. Generalmente, las clínicas que lo administran como terapia coayudante contra el cáncer argumentan su efecto oxigenador de las células cancerosas, lo que puede permite frenar el crecimiento de los tumores.

“Organismos como la American Cáncer Society o la Organización Mundial de la Salud no avalan que tenga ningún tipo de efecto sobre el tumor”, señala Sánchez. La especialista considera que, para otras dolencias, puede tener efecto analgésico, pero si se trata contra el cáncer hay que tener en cuenta que “algunas terapias de este tipo pueden ser incompatibles con tratamientos oncológicos ordinarios”, por lo que insiste en la necesidad de contar con la opinión de un médico convencional antes de someterse a las mismas.

La ozonoterapia, sin embargo, sí que está incluida, desde 2011, en la cartera de servicios de las Unidades de Dolor por parte del Ministerio de Sanidad. Si bien, como señala la portavoz de AECC, “es el único servicio en el que el ministerio incluye una nota aclaratoria sobre la falta de suficiente evidencia científica”.

Pese a ello, la Seguridad Social no contempla la aplicación de este tratamiento en pacientes oncológicos por vía hospitalaria, por lo que organismos como la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom), han rechazado posicionarse al respecto de la ozonoterapia.

Ángel Espínola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s