Rosa mosqueta: el fruto de la eterna juventud

Esta planta florece entre la primavera y el verano y el fruto de rosa mosqueta suele recogerse a principios del otoño. Se trata de una fruta carnosa, que en su interior contiene semillas, lo que para algunos la hace difícil de comer. No solo se utilizan los frutos de rosa mosqueta, sino también sus hojas, pétalos e incluso las raíces tienen diferentes aplicaciones en salud y belleza…

cha-de-rosa-mosqueta-para-combater-gripes-e-resfriados

La rosa mosqueta es un arbusto silvestre de ramas delgadas y repletas de espinas, cuyos tallos y ramas están llenos de flores blancas y rosadas, alegrando el suelo pobre de algunas zonas de la Patagonia. También se encuentra en pequeñas zonas de Chile y Perú. Cuando sus pétalos caen, la planta desarrolla un fruto rojizo de forma ovalada, repleto de unas enormes semillas (constituyen el 70% de su peso), y será de ellas de las que se extraiga el aceite, considerado hoy día como uno de los regeneradores dérmicos más poderosos que existen.

Propiedades de la rosa mosqueta

Las propiedades del aceite de rosa mosqueta se descubrieron durante un estudio que se llevó a cabo en la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción en Chile. Este estudio se basó en las propiedades cicatrizantes del aceite de Rosa Mosqueta, se realizó en 200 pacientes con cicatrices debidas a cirugías, quemaduras y otras afecciones que provocaban el envejecimiento prematuro de la piel. La aplicación continuada de este aceite atenuó de manera efectiva cicatricesarrugas, y contribuyó a rejuvenecer la piel. La rosa mosqueta también se ha utilizado para tratar:

  • Osteoartritis: la investigación muestra que los frutos de rosa mosqueta podrían reducir el dolor y la rigidez en las personas con osteoartritis.
  • Resfriados, gripe y deficiencias de vitamina C.
  • Irritaciones estomacales.
  • Gota, dolor de espalda y ciática.
  • Enfermedades metabólicas como la diabetes y el colesterol alto.
  • Presión arterial alta.
  • Debilidad de la función inmune.
  • Problemas de ansiedad.
  • Sin embargo se necesita más evidencia para asegurar sus beneficios.

La rosa mosqueta se utiliza en alimentos y en la industria manufacturera para hacer té, mermelada, sopas y como una fuente natural de vitamina C. Los pétalos de la rosa mosqueta son dulces, por lo que se suelen utilizar para preparar té y aliviar los dolores de garganta, la carraspera y las molestias del resfriado común.

escaramujo

Usos de la rosa mosqueta

En forma de infusiones, favorece la resistencia del organismo a las enfermedades. Estimula los procesos enzimáticos celulares y es un excelente reconstituyente de los tejidos. Combate los resfriados y los síntomas de la gripe, debido a su altísimo contenido en vitamina C. El té de rosa mosqueta, al ser rico en esta vitamina, es aconsejable además para los fumadores, ya que éstos pierden vitamina C mucho más rápido que los no fumadores.

  • Regenera y nutre la piel, eliminando visiblemente las arrugas y las cicatrices.
  • Mejora la hidratación superficial actuando sobre el “factor natural de humectación”.
  • Refuerza y multiplica la barrera de las ceramidas en el interior de la epidermis, reduciendo la pérdida de agua.
  • Tiene una gran capacidad de revigorizar el fibroblasto, célula dérmica productora de colágeno, elastina, ácido hialurónico y responsable de la firmeza y elasticidad de la piel.
  • Previene y corrige el fotoenvejecimiento y los problemas cutáneos debidos a las radiaciones solares a través de la autogeneración de melanina.
  • Redistribuye la pigmentación permitiendo la eliminación de manchas solares, así como las producidas en los casos de acné, varicela o viruela, disimulando la hiperpigmentación producida por las cicatrices.
  • En el caso de las mujeres embarazadas se recomiendan suaves masajes en los pechos y abdomen, durante el último trimestre de gestación, para evitar las estrías.

rosamosqueta

Es un diurético ligero y tiene efecto laxante. Da, también, muy buenos resultados en enfermedades depresivas. Sus pétalos, en infusión acuosa, son recomendables como purgante, y para limpiar los riñones y la vejiga. Y se usa en la disolución de cálculos biliares y renales. Como preparar un jarabe de rosa mosqueta:

  • 2 tazas de agua
  • 4 tazas de rosa mosqueta
  • ½ taza de azúcar morena

Lavar bien los frutos de rosa mosqueta y colocarlos en una licuadora con una taza de agua. Poner a hervir la mezcla en una olla. Tapar la olla para que repose unos 15 minutos. Colar la mezcla y poner a hervir junto con la otra taza de agua. Dejar reposar por 15 minutos tapado. Ahora poner a hervir nuevamente pero revolviéndolo con el azúcar. Apagar el fuego y colocarlo en frascos de vidrio pequeños, previamente esterilizados. Tapar.

Anuncios

Un comentario en “Rosa mosqueta: el fruto de la eterna juventud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s