Gente tóxica: lobos disfrazados de corderos

Son personas que a menudo se disfrazan de corderos pero que en realidad son lobos dispuestos a atacar donde más te duele con tal de lograr sus objetivos. No dudan en pedirte que antepongas sus necesidades a las tuyas y ni siquiera se sienten agradecidos cuando lo haces. Los manipuladores juegan con tus emociones, generan un profundo sentimiento de culpa y una falta de confianza en tus capacidades, de manera que terminas siendo una pieza más dentro de su juego…

manipulador
La manipulación psicológica implica ejercer una influencia a través de la distorsión mental y la explotación emocional, con la clara intención de tomar el poder o el control y obtener algunos beneficios o privilegios a expensas de la víctima. El manipulador es consciente de sus actos, actúa deliberadamente creando un desequilibrio de poder que le permite inclinar la balanza a su favor y explotar a la otra persona.
Cuando esta situación se repite a lo largo del tiempo, corres el riesgo de llevar una vida que no es la que deseas pues, sin darte cuenta, te has puesto a sus órdenes y has supeditado tus necesidades y deseos a los suyos.  Mucha gente que ha sido víctima de una personalidad manipuladora ha sufrido diferentes daños psíquicos y físicos fruto de la situación estresante que representa estar dentro de una relación de abuso psicológico. Tanto dentro de la pareja, familia o al trabajo.

Algunos de los síntomas son: ansiedad, depresión, desmotivación, fatiga crónica, pérdida de confianza, irritabilidad, problemas de insomnio, tensiones musculares, problemas digestivos, problemas de piel, alopecia

Los tipos de manipuladores

– La víctima. Se trata de un tipo de chantaje emocional muy común pero también muy difícil de detectar porque la persona asume el papel de víctima y te endilga el rol del verdugo. Para estas personas, los demás siempre tienen la culpa, ellos son pobres víctimas humilladas y maltratadas. Con este discurso, despiertan tu sentimiento de culpa y te manipulan.
 
– El dependiente. Este manipulador se coloca una máscara de persona débil e impotente, que depende de los demás. Sin embargo, detrás de esa apariencia de cordero realmente se esconde un lobo que manipula abiertamente los sentimientos enviando un mensaje muy claro: “no me debes defraudar”.
– El agresivo. Se trata de personas con mal carácter que pueden explotar en cualquier momento. Su estrategia de manipulación es muy sencilla: se encargan de demostrarte que son los más fuertes, de tal forma que tu personalidad se diluye pues sabes que cualquier paso en falso puede dar lugar a una pelea.
– El interpretador. Se trata de una persona que, a primera vista, parece estar de tu parte, pero utilizará continuamente tus palabras contra ti. Son expertos en manipular la información y ponerla a su favor, en encontrar intenciones ocultas en los mensajes y actos, así generan un sentimiento de culpa por algo que nunca has dicho o hecho.
– El sarcástico. Estos manipuladores no ponen sus cartas sobre la mesa sino que prefieren jugar a buen resguardo. Por eso sus técnicas son los comentarios sarcásticos, las críticas veladas y las humillaciones. De esta forma demuestran su superioridad, te denigran y logran manipularte a su antojo.
– El proyector. Estas personas creen que son perfectas y que los demás están llenos de defectos. Por tanto, cada vez que pueden, te hacen notar que te has equivocado o que no has cumplido con sus parámetros, generando así una gran inseguridad y falta de confianza que juega a su favor ya que ellos se erigen como buenos mentores o jueces supremos.
article_13962893053

Claves para reconocer a un manipulador

-La mentira: tiene una gran capacidad para mentir, es un experto en ello. Puede torcer la realidad y llevarla al sitio donde pueda quedar “mejor parado”. Escucha con atención para darte cuenta que le miente a todo el mundo, desde la pareja al mesero, pasando por un cliente o el vendedor de la tienda. Puede que si digas algo, su respuesta sea hablar mal del recientemente “engañado”.

-Ocultar cosas: puede ser información personal, como su teléfono o dirección, o bien evasivas al tener que contestar sobre sus actos, pensamientos, opiniones, etc. Pero, por el contrario, querrán saber todo sobre ti, desde tus afectos a tu profesión. Los mejores pueden lograr que el otro confiese mucho sin que se de cuenta.

-El halago: se trata de una de las habilidades del manipulador más interesantes. Lo sabe hacer muy bien. Encontrará eso que te haga sentir especial para ganar tu confianza. No te dejes llevar por aquellos que halagan tan fácilmente a las personas sin conocerlas, porque no será con motivos desinteresados.

-La promesa: es una de las armas preferidas. Por ejemplo si es un hombre que acaba de conocer a una mujer, le dirá que se casarán, tendrán hijos, viajarán por el mundo, etc. Así es como comienza su accionar. Ten cuidado porque puedes terminar seriamente dañado emocional y psicológicamente por ello.

-Los favores: al principio, el manipulador suele ayudar en todo lo que puede, como si fuera algo compulsivo, que no puede detener. Te complacerá, te ayudará, te llevará a tu casa, te arreglará algo en casa. Pero espera, porque sabrán pedir en el momento adecuado, porque sólo es una estrategia. Los regalos y los favores nunca fueron 100% desinteresados, gratis ni solicitados.

-La emoción: este es otro de los recursos que utiliza un manipulador con experiencia, a través de la veta emocional. Es que los sentimientos, cuando son intensos, no nos permiten, en muchos casos, actuar o pensar con claridad. Utiliza desde el miedo hasta la culpa para presionar a los demás a que le den algo a cambio. “Mira lo que has hecho”, “yo nunca te trato tan mal”, “por qué no me has llamado?”. También puede atemorizar con indicaciones como “no lo hagas”, “no serás exitoso”, etc.

-La sombra: no sólo esconde información sobre su intimidad, sino que él mismo desaparece y se agazapa en donde no hay luz para poder analizar mejor a la víctima. Hasta es posible que utilice a otras personas para buscar datos de su próxima presa (otro manipulado). No es una persona honesta, ni transparente ni responsable. Como si nada comienza a regar chismes o calumniar a alguien, enredar a la gente en suposiciones, exagerar los hechos, poner algunos “ingredientes” propios en un relato, etc.

toxica

Salir corriendo

En muchas ocasiones habremos observado ciertas connotaciones como las señaladas anteriormente entre compañeros de trabajo, amistades, familiares o parejas,  y muchas veces caemos en el error de justificar las diversas conductas, haciéndonos creer a nosotros mismos que aquella persona ha tenido un mal día o está atravesando un mal momento,  y por ello o bien la compadecemos, o también nos prestamos a ser el gran héroe o ‘mesias’ que va a ayudar y proteger a esa persona.

Y aquí empieza la trampa:  éstas justificaciones o responsabilidades que nos creamos nos adentran y atrapan en un ‘rol’ de aceptación del comportamiento de esa persona y toleramos el trato que recibimos de ella,  y casi sin darnos cuenta llegamos a la conclusión de que somos nosotros los culpables, estúpidos o enfermos..  Es muy urgente y por nuestra salud física y psíquica que pongamos límites con prontitud ante estos comportamientos de nuestros congéneres, dar un ‘no’ a tiempo no sólo nos evitará a individuos de éste calado, sino que una actitud firme y responsable para con nosotros mismos, nos propiciará un entorno positivo en nuestras vidas…

Tóxico es todo aquel que te provoca emociones negativas, que se porta mal contigo y no te trata bien, y que te hace sentir mal, afectando de esta forma a tu comportamiento y a tu autoestima.

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Gente tóxica: lobos disfrazados de corderos

  1. En España hay millones que cumplen con alguna o con todas, las características enumeradas anteriormente. Desde el mesiánico Iglesias hasta el paradigmático exministro de justicia Gallardón, pasando por miles y miles de funcionarios que en lugar de servir a la ciudadanía, se comportan contigo como si fueses una pesada carga, vamos, como si les quisieses hacer trabajar.

    Me gusta

  2. realmente es muy cierto esto de las prsonas toxicas… no te das cuenta hasta q lo lees o estudias… deberia haber una forma mas general de q todo mundo sepa esto… hay mucha gente atrapada por lobos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s