Hallan un medicamento que puede reducir la formación de aneurismas

Investigadores españoles han logrado un importante hallazgo, que arroja mucha luz sobre el tratamiento y la prevención de los aneurismas torácicos. Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) son los responsables del artículo, publicado en la revista Nature Medicine...

aneurismas

¿Qué es un aneurisma?

Una aneurisma es un ensanchamiento poco normal de una zona concreta de una arteria, ocasionado por la debilidad en la pared del vaso sanguíneo en cuestión. Podría decirse que quien padece una aneurisma cuenta con una bomba de relojería en sus arterias, ya que si se debilitan es muy probable que puedan romperse, pudiendo llegar a provocar la muerte del paciente. Controlar los factores de riesgo, como la obesidad o la hipertensión, es fundamental para evitar la aparición de un aneurisma, una dilatación de un vaso sanguíneo que puede llegar a ocasionar su ruptura.

Lo más importante para prevenir un aneurisma es controlar los factores de riesgo cardiovascular, especialmente la tensión arterial, así como prevenir la aparición de arterioesclerosis, y seguir las recomendaciones generales sobre hábitos de vida saludables, alimentación sana y equilibrada, y ejercicio físico suave y regular.

Una vez diagnosticado el aneurisma, la ecografía se debe realizar aproximadamente cada seis meses, para controlar su posible crecimiento, aunque esta periodicidad puede variar según criterio médico. Es importante resaltar que con el diagnóstico precoz y un correcto seguimiento se puede evitar que la primera manifestación de un aneurisma sea la rotura.

 El paciente debe analizar junto con el médico los beneficios y los riesgos de someterse a una intervención quirúrgica y la sustitución por un injerto. El problema es que pasar por el quirófano solo está indicado en casos concretos, cuando existe verdadero peligro de que la arteria estalle.

 

health-lib-image-php

Este hallazgo podría conllevar el desarrollo del primer fármaco diseñado para la reparación y prevención de aneurismas. Los científicos han logrado averiguar que inhibiendo la proteína NOS2, ubicada en las paredes arteriales, se puede evitar que la aorta se dilate en la zona torácica. La aorta es el vaso sanguíneo más importante del cuerpo. Los pacientes afectos de síndrome de Marfan suelen contar con esta complicación, que suele provocar la aparición de aneurismas torácicos.

Datos del estudio sobre aneurismas

El estudio científico se ha probado, hasta la fecha, en ratones jóvenes y adultos. Los resultados han sido iguales para ambos casos, lo que hace presuponer que el tratamiento serviría para prevenir la formación de aneurismas, como para tratarlos en caso de que ya estén presentes.

Los ratones han mostrado que este tratamiento funciona de forma muy rápida. Además de eliminar la dilatación de la aorta, también se evita la degeneración de la capa media de este vaso sanguíneo. Este efecto es la primera vez que se ve. Los medicamentos para los aneurismas que se usan ahora, logran reducir la presión que hay en la pared arterial para evitar la rotura del vaso, pero en ningún caso imposibilitan la degeneración de la pared de la arteria.

Por ahora, los científicos españoles se muestran extremadamente cautos. Aseguran que, pese a que los resultados son prometedores y esperanzadores, es importante que se hagan ensayos clínicos en humanos.

Siguientes pasos de la investigación

Cabe destacar que las farmacéuticas ya están interesadas. De hecho, hasta cuatro empresas han mostrado su especial interés en esta investigación y desean participar en el desarrollo del fármaco.

Los responsables del estudio aseguran que la acción de la molécula que inhibe la proteína NOS2 justifica por sí sola el inicio de los ensayos. Además, como punto a su favor, ya existe un medicamento que inhibe esta proteína, que se usa en el tratamiento de migrañas y otras afecciones. Por ello, los científicos saben que ni se trata de un fármaco tóxico. Este simple hecho podría acortar el plazo de desarrollo del nuevo tratamiento.

Por otra parte, todavía queda comprobar si este medicamento funcionaría también con otro tipo de aneurismas, como los cerebrales o los del intestino.

Además, esta investigación abre una puerta nueva en el método de diagnóstico de los aneurismas. Hasta la fecha, la forma de diagnosticar estas afecciones suele ser muy casual en las exploraciones. Los científicos esperan poder diseñar un test de sangre que, a través de ciertos marcadores, logre identificar qué pacientes estarían expuestos a sufrir estas complicaciones vasculares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s