Un sensor de uñas para saber si tienes una enfermedad

La detección precoz de enfermedades puede ser vital para tratar o solventar una dolencia. Los investigadores de IBM han conseguido crear un sensor que aporta luz sobre esta temática…

sensor-ibm

Por Oscar Almarza

En los últimos años, las mejoras introducidas en el equipamiento médico ha permitido que millones de personas hayan podido continuar con vida tras la realización de unas pruebas. Detectar con precocidad una posible anomalía en el organismo puede significar la diferencia entre la recuperación y la muerte de una persona.

La investigación en materia de la salud ha servido para constatar cómo empresas ajenas a este campo se han visto interesadas por el sector de la sanidad. La presencia de la tecnología digital ha provocado que algunos fabricantes de smartphones hayan producido soluciones innovadoras orientadas a la detección de posibles enfermedades o relacionadas con la calidad de vida.

El mejor ejemplo de ello nos lo muestra el smartwatch más aventajado del mercado, el Apple Watch Series 4. Este reloj inteligente cuenta con una inteligencia artificial que le permite detectar, con una gran probabilidad, cualquier anomalía que pueda afectar al usuario que lo porta. ¿Están siendo estos gadgets y productos tecnológicos unos fiables sustitutos del material clínico?

Este debate tendrá un nuevo episodio tras la innovación que están produciendo varios investigadores de IBM. La compañía tecnológica está diseñando un sensor de uñas que es capaz de detectar posibles patologías graves. Su inclusión sobre la uña del dedo índice permite conocer, en base a unos parámetros, todo lo relacionado con la fuerza, movimientos o vibraciones, entre otros.

La detección de enfermedades degenerativas como el Parkinson, todavía sin curación, pueden ser tratadas con el objetivo de ralentizar su proceso de desarrollo. Su detección anticipada puede hacer que las personas que sufran este tipo de dolencias puedan disfrutar de una calidad de vida mejor durante más tiempo.

Un análisis pormenorizado para la detección precoz de enfermedades

¿Imaginas poder saber con suficiente antelación qué posible dolencia sin cura podrías desarrollar en el medio plazo? Este nuevo sensor, el cual se coloca en la uña del dedo índice, sirve para ver qué probabilidades pueden existir a la hora de desarrollar una dolencia determinada.

Tal y como se puede observar en las imágenes, esta tecnología desarrollada por IBM es capaz de detectar varias enfermedades a través de algunas variables como la presión que podemos llegar a ejercer con los dedos. De esta forma, mide en tiempo real cualquier posible alteración que pueda dar lugar a los claros signos y síntomas relacionados con las enfermedades que es capaz de medir.

Según se puede leer en el portal Engadget, esta innovación sería capaz de detectar también fallos que puedan tener al corazón como protagonista. Aun así, todavía es pronto para determinar que estamos ante la solución definitiva para sustituir a las tecnologías presentes dentro del equipamiento de los hospitales. ¿Qué puede esperarse del proyecto que está llevando a cabo IBM?

Su funcionamiento está especialmente centrado en la detección del Parkinson, pero se espera que en los próximos meses se pueda incrementar en número de anomalías detectables, lo cual incentivaría la comercialización de este producto con fines médicos. La inclusión de este producto podría reducir el coste sanitario de manera exponencial y reducir las listas de espera para pruebas de gran relevancia.

Una información inicial que es analizada por una aplicación

El sensor es capaz de detectar presiones, deformación del dedo al realizar una fuerza determinada o la medición del pulso. En base a estas actividades, los datos son recopilados para su posterior tratamiento en una aplicación. De forma inalámbrica, ésta información es analizada por un programa, momento en el que entra en acción la inteligencia artificial.

El uso del autoaprendizaje, basado en toda una variedad de diagnósticos pasados, se pueden extraer unas conclusiones que no son completamente determinantes. Si la exposición a una enfermedad como el Parkinson es alta, el propio sistema aconseja al usuario a visitar al médico especialista para la realización de un mayor número de pruebas.

Esta tecnología no es sustituta de las pruebas que se realizan en la consulta con el personal sanitario. Es posible que, en un futuro, la fiabilidad pueda hacer que se sustituyan los elementos clásicos para la detección de algunas enfermedades, pero por el momento, conviene ser prudentes cuando se habla del desarrollo de este tipo de tecnología experimental.

Habrá que esperar todavía un tiempo para ver nuevas mejoras en una solución que apunta maneras en el sector. Aun así, esta especie de sensor que se coloca en las uñas o el Apple Watch Series 4, entre otros, no deben servir como elementos sustitutivos de la consulta con el especialista. Deben servir, por tanto, como un elemento de apoyo para contribuir a la elaboración de un diagnóstico fiable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s